sábado, julio 23, 2005

Despedidas y reencuentros

Estos días han sido moviditos para mí. Antes de ayer volvió Paco de Málaga y estuvimos echándonos unos cacharritos, y es que volvía para un par de días y había que aprovechar. También contacté al fín con Martha y se va mañana, así que ayer viernes quedamos el Hereje y yo con Santi y ella para ir a la playa.

Fue un día completo, ya digo, porque después de recogerme a las tantas con Paco, al día siguiente tenía que madrugar (las 9:30 en verano!!!), y medio zombie llegué junto al Heredia al Puerto, donde encontramos a Martha y a Santi en la estación de tren. De allí autobús hasta la base de Rota, y fuimos a la playa de Las Redes. Chulísima, todo hay que decirlo.

Estaba muy a gusto en la playa, pero sabía que debía volver a trabajar a las 17h, así que aguanté todo lo que pude hasta las 15h y empecé a despedirme de Santi y Martha. Cuando le tocó el turno a ella nos abrazamos y se me puso a llorar, la pobre... nos abrazamos varias veces y nos dimos besos, no me esperaba nada de eso... es una chica digna de conocer.

Cuando se calmó me fui, compré una lata de Seven-Up para el camino de vuelta en autobús y me di cuenta que la mano que sujetaba la lata estaba temblando... estaba temblando de pies a cabeza, pensé gilipolleces pero me relajé, los pensamientos iban y venían, y me puse a pensar en la realidad, en qué haría para llegar al trabajo. Nada más salir del autobús llamé a mi hermanito para que me llevase la ropa al curro y luego llamé allí para decir que me dejaran las llaves de la ducha visibles.

Llegué a veinte minutos antes de la hora, mi hermano había cumplido, así que me duché y cuando salí y me senté en la recepción sonó mi reloj (la pastillita!) marcando la hora de entrada.

No me conformé con eso, y aunque ayer fuese un día duro de trabajo, en cuanto llegué a las once a casa me senté un ratillo y luego me lancé otra vez a la calle, Paco se va hoy, así que molaba quedar otra noche.

Y anoche bien! Hmmm... sí, joder, nos juntamos los Neo-Brutos (salvo Sanchetti) y estuvimos de fumata, de birras, pipas, broncas de fondo, tintos de verano y heavy metal. Una noche guapa.

Esta mañana madrugué otra vez (11:30am) y me colé en casa de Paco para robarle cosas del disco duro. He empezado a grabar pelis, pero me he dado cuenta que Jesucristo Cazavampiros tuvo un fallo al copiarse, espero poder verla y que no esté jodida del todo. De todas formas le pillé Los Héroes del Tiempo de los Monty Pithons, ya con una buena ya tengo bastante ;)

Y bien... bien quemao que estoy de la playa! Buffffffff, estoy hecho una coñeta, tengo el aire acondicionado a 18 grados y parece que echa fuego por el split.

Un abrazo a todos, seguiré contando batallitas...

Comentarios:
¡Me cago en la puta de la playa! 'Tengo las piernas más quemadas que la pipa de un indio!

Y es verdad que Martita se emocionó muchísimo... Jeje, qué linda. :-) A las dos horas de irte o así llegarón dos pedazos de pajaracas de cuidao y se sentaron al lado nuestro. ¡DIOOOOOOOOOOOOOOOOO! Qué tías macho. ¡Hasta el Santi no paraba de mirarlas! ;-)
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]