lunes, agosto 08, 2005

Crónica del Carranza

Este año el Trofeo Carranza ha estado guapo, diferente a otros años pero ha estado bien. Esta tarde pillé el Diario de Cádiz y en portada salía la resaca del trofeo, titulando La fiesta acabó con 160 toneladas de basura. Sí, al final había mierda, pero a nosotros particularmente nos dio una bolsa gigante el Iván Canca, y con ella tuvimos suficiente para meter todo lo que tiramos... y no como otros, que dejaron la basura esparcida.

¡La cosa! ¡Que me enrollo!

El mismo día del Carranza no tenía ni idea de cómo ni cuándo coño pisaría la playa, y conmigo, mi amigo Sanchetti. Dejé todo en manos de la providencia, y afortunadamente funcionó, ya que un compañero del restaurante tenía que ir al estadio a recoger a su hijo. Vino perfe, nos llevó allí... pero antes de arrancar se aseguró que teníamos los cinturones abrochados y los carnés en la boca, jejeje. (joder, hoy caduca el mío!... joer, ¡caducó la semana pasada!). Llegamos al estadio desde el hotel en quince minutos... ¡incluso con retenciones en el puente! Dios... pa'bernos matao.

Al llegar al paseo marítimo, lo de siempre, una aglomeración del copón. Pechá de almas. Caminamos por el paseo intentando ver a éstos en la playa, y encontrar El Reloj. Bajamos a la playa y no tardamos mucho en aburrirnos de buscar, así quel Sanchetti me dejó el móvil y me dijeron: Junto a la bandera comunista. Ya la habíamos visto, así que tardamos un microsegundo en estar junto a la trouppe.

Este año no ha sido como otros años, no, este año, bajo el reloj no estaba todo Puerto Real, sólo había colonos desperdigados, como Pablo, el Iván Canca y poco más. Ayer hablé con el Valen y me dijo que estaban también a los pies de la bandera roja... como comprenderéis es un descontrol del carajo.

Mi pandilla sólo había hecho tres parrillas en la barbacoa, con lo que aún quedaban muchos kilos de carne. Como había hambre y poca pericia por parte de los que la manejaban, cogí las pinzas y al poco rato ya teníamos dos platos hasta arriba de todo... pero mi idea no era estar con la barbacoa, sino bebiendo y trabajando la goma, claro está, así que la abandoné (casi a su suerte) al poco rato.

El Voltio vino con la parienta y una amiga suya. Estuvimos con ellos casi todo el tiempo... mmm... y creo quel Voltio se llevó al final el material... de todas formas no lo eché de menos hasta que no llegué a casa, cuando la busqué para guardarla... ya estaba bien despachao.


  • Sanchetti, Voltio, Paqui y yo


  • Apenas vi a gente conocida, me pasó que llendo de una base a otra de colegas me paró una chica, me abrazó y me dio dos besos, y me preguntó por cómo me iba y tal... y no tenía ni puta idea de qué la conocía. Como la situación es algo chunga, ella no paraba de dar palique, y yo sólo preguntaba cosas para averiguar de qué conocía a esa chavala, porque la conocía, seguro.

    Yo: ¿Con quién estás aquí? -Esperanza de ver otra cara conocida y atar cabos-
    Chica: Con esta gente -señalando a un grupito-
    Yo: Ave. -nos acercamos a ellos, que estaban a unos diez metros. Quizás la chavala había recorrido esos diez metros para acercarse a mí, ni idea, pero avancé hacia ellos y al verlos no conocí a ninguno, cagada-.
    Yo: -casi sin recursos- ¿Y cómo te va? -Típica pregunta besuga del MSN cuando no tienes ni puta idea de qué hablar-.
    Chica: Buffff, cansada, con esto del curro y tal...
    Yo: Ah!!! ¿Y dónde estabas currando ahora? -quizás era su primer trabajo, ¡joder!-.
    Chica: En la Agencia...
    Yo: -no conocía a nadie en la CIA (que yo sepa), así que se refería a una agencia de viajes- Ah!!! ¿En dónde?
    Chica: En Jerez... -creo que ahí se olió algo, pero fueron dos preguntas rápidas y me centré, ahí descubrí que era compañera mía de clase y que no la recordé porque hace ya dos meses largos que no piso ese antro para dar clase.-
    Yo: -Me vino al coco un aluvión de recuerdos, la recordé a ella contando algo sobre su vida sexual, su... su eclecticismo, por decirlo de algún modo. Lástima que no me relacionara más con ella, ni con ella ni con ninguna, sólo con una chica chiclanera y porque venía a alemán... mosquis, se le ve en la cara que SABE que estoy pensando a mi bola y que no la escucho, es más, ¡qué graciosa está moviendo la boca! jajajaja! Voy a decir algo antes de que...- ¡Y bueno! ¿Ya habrás acabado, no?
    Chica: Me quedan siete -mis colegas, en la lejanía, vienen a recogerme indignados-.
    Yo: Pos entonces nos veremos en septiembre!! -hala! ¡al carajo con tu útero guerrero!-.

    Los colegas se fueron yendo paulatinamente, de cuatro en cuatro. Los que quedamos recogimos toda la basura en nuestro saco y nos largamos de allí. Encontrar el coche fue una odisea, estaba cerca de La Fábrika, con la consecuente nube de punkarras que ese lugar conlleva...

    Llegamos a Puto Real a las 8:37am, llevábamos la típica facha de haber estado toda la noche bebiendo tiraos en la arena, y nada más bajar del coche e ir a cruzar la calle se me cruza mi jefe en la furgoneta... me saluda, le saludo y joder, estaba seguro que mi jefe pensaba Joer, el niño éste, semidesnudo a las nueve y a las dos tiene que estar en casa trabajando... si no viene a currar no me extrañaría nada, maldito golfo...

    Joder, mira que...

    Bah, ya tendría tiempo de quejarme luego, en el trabajo. Era hora de desayunar.

    Desayunamos el Vito y yo, luego se fue a su casa y yo, que seguía con hambre fui a un puesto de churros... y cuando estoy cerca va y se me cruzan mis padres en coche pitando... ¿Es que me cruzo con todo el mundo cada vez que vuelvo de juerga por la mañana? ¡Joer! ¡Ya me podría haber cruzado con la policía, hubiera sido mejor!

    Llegué a casa y no me acosté hasta las 10:30. Me levanté a las 12, me duché, descansé algo y tiré pal curro. Afortunadamente cuando llegué aquí había mucho trabajo, y eso está bien, es mucho mejor no parar de trabajar para que se pase todo... además, con mis compañeros da gusto. ;-)

    Esa ha sido la crónica... ¡joder, cada vez escribo peor!

    Gracias por la fotos, Paki November! ;)

    Comentarios:
    Sï, yo tengo el material, pero descuida que desde que lo tengo sólo le he dao dos arañones. Ya daremos buena cuenta de él esta noche.

    Besos de Rata.
     
    Se habrían hecho solo dos barbacoas cuando llegamos, pero yo los pinchitos ni los olí.

    Cagüen to...

    URSS forever

    Besitos
     
    Hostia, es verdad, los pinchitos... ¿Qué fueron de ellos? Pa mí que no los trajeron con ésto de tener que ensartarlos y tó...

    Putos...

    Bah, de todas formas tengo media botella de White Label en casa, ya con eso me vale ;D
     
    Pues yo me pegué un hartón de comer... jajaja ¡y el Voltio tampoco se puede quejar,jijiji. Bueno, con deciros que este viernes hacemos una secuela de la barbacoa con lo que nos sobró, jejeje. De nada por las fotos ¡Y todavía estoy esperando las de feria por parte de Víctor Sánchez!!! Kissitos
     
    Genial lo de la chica xDDDD

    Una lástima que tus amigos te sacaran de allí, podrías haber aprovechado :P
     
    Publicar un comentario

    Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]





    << Página principal

    This page is powered by Blogger. Isn't yours?

    Suscribirse a Entradas [Atom]