domingo, agosto 14, 2005

Sueño

Veréis,

No he estado actualizando porque... mmmm... no me da la gana, porque cosas que contar tengo, me gustaría hacer la crítica de Sin City y de La Isla, también contaros cómo he pasado un par de días de esta semana que han sido completitos, completitos... o más cosinhas, pero la verdad, estoy de un vago que no veáis.

También tengo que hacer un par de enlaces que me han recomendado y que están de puta madre, pero realmente lo que me mueve a escribir es contaros mi situación actual, toda esta semana la estoy trabajando de noche, nueve horas, desde las diez de la noche hasta las siete de la mañana.

Este nuevo horario me da mucho tiempo frente al ordenador, tanto que a última hora tengo que poner en el MSN el caracter Más grande y bajarle el contraste al monitor... porque a determinada hora me arden los ojos... y a pesar de tanto tiempo enchufao no actualizo, qué hi farem.

Con este horario hay ventajas, he pasado dos días guapísimos como si no tuviese que trabajar, ya que desde las 7am soy libre, y hasta que no empiece a las 22h tengo todo el día, pero lo que pasa es que día sí, día no me lo paso durmiéndolo entero, aún no se me hace el cuerpo, es diferente a lo que hacía antes, que sí, que me quedaba de madrugada hasta que me echaban del bar, sí, y que me levantaba a la hora de comer, pero era diferente, ahora llego a casa y duermo, y si se escantilla duermo la siesta... ¡hasta las ocho como hoy! Auggg... y sigo cansado. Menos mal que hoy me he echado un cubata de vodka con Víctor y su piba, que si no...

Pues eso, el motivo de escribir está en que esta tarde he soñado, ya hacía tiempo que no lo hacía, y me ha dejado buen sabor de boca, signifique lo que signifique (si eso tiene sentido) no puede ser muy malo... por muy desagradable que fuera.

Soñé que estaba en la puerta de una farmacia en Paterna (¿?¿?!!!!). Hacía calor, me levanté y me fui a un Lidl. Allí dentro, de buenas a primeras, me encuentro al Voltio mochila a la espalda, me dio un alegrón y empecé a hablar con él, era absurdo que estuviese allí por toa la cara. Me dijo que acababa de llegar de Málaga y que no tuvo tiempo de avisar.

Yo: Bueno! ¿Y con quién estás?
Voltio: Estoy con el Vito

Miro en derredor y me lo encuentro. ¡Hostia, el Vito! ¡Pero si estaba en Egipto! Lo cojo en brazos, me saluda, nos quedamos flipaos, pero veo en la cara del Voltio que algo no marcha bien... no parece que se alegre de verme.

Yo: ¡Tíos! ¿¿¿Y qué hacéis aquí???
-Naaaaaaa, vamos a hacer una ruta...-
Yo: ¿Los dos solos?
-No, venimos con éstos dos-

Miro y los reconozco, no los conozco en realidad, pero en el sueño eran colegas.

Salimos al parking, nos sentamos por ahí, en un bordillo.

Yo: Joer, tenía muchas ganas de veros, mamones.
-Silencio-
Yo: Bueno... (tenía que preguntarlo) ¿Por qué no me avisásteis?
-Silencio... y luego- Bueno, es que no cabíamos todos en el coche.
Yo: Yo cuento cuatro...
-Ya, hemos venido cinco contando con éste- señaló a un chaval paralítico en silla de ruedas, lo reconocí como a los otros, como uno de la pandilla. Además reconocí que ese especialmente era un chaval de puta madre... como si hiciese un paralelismo con el Miyagui.
Yo: Vale, podríais haberme avisado con más antelación...
-Joer, pero es que como tú trabajas y eso...

-Silencio-

En el silencio, me llevo la mano a la boca, algo no mola, me toco el colmillo izquierdo y... bam, sin dolor, sale de raíz y me quedo contemplándolo entre mis dedos. Joer, me dio respeto. De repente, con la lengua me toco los dientes de abajo y noto que me bailan, me llevo la mano a la boca y retiro más dientes, más... empiezo a escupir dientes, trozos y enteros, muelas, incisivos, el otro colmillo... ya tengo la mano como si mantuviese un puñao de pipas, es asqueroso, me entra el pánico pero no me muevo, los otros no me dicen nada. Cuando los tengo todos en la mano abro la boca y exploro con la lengua, noto las encías afiladas... toco y sí, ¡son dientes nuevos! En la mano los tengo amarillos, en la boca, según me dice Víctor los tengo blanquísimos...............

Me despierto, son las ocho. Otro día perdido.

Menos mal que ya he hablado con mi jefe, me dijo que trabajase de noche la próxima semana, le dije que imposible, que el miércoles quiero mi turno normal. Hablará con su hijo, pero si le llevo la contraria sabe qué es lo que hay.

Prometo actualizar... joer, ¡que sí!

Comentarios:
Jode que el primer comentario sea mío propio, pero quería añadir que dice mi padre el sueño de perder los dientes es muy recurrente.

No creo en esas cosas, pero si hay teorías de qué significa y me las decís pues tendréis premio.
 
Pos ni idea Oo
 
lo de los dientes significa que proximamente tedrás un exito.

vero ( salamanca)
 
Buenas Vero! Me alegra verte por aquí! Como verás, tengo añadida una dirección de correo en este blog, si te pones en contacto conmigo podrás saber oscuras y vergonzosas historias del Vito... ¡Totalmente GRATIS*!

Y lo del éxito... bufffff, no me confiaré, espero que suceda y que no engorde mucho cuando pase, que es lo más corriente.


*Quizás no sea gratis del todo, no sé quién pagará más, si tú porque te cuente o el Vito por mi silencio, con su flamante trabajo fijo... jejeje.
 
Perder los dientes en un sueño es signo inequívoco de tu creciente pulsión homosexual. Tu mente (y no digamos tu cuerpo), ansían chupar penes ajenos, lo cual, como todos sabemos, ocasiona el deterioro de las encías, escorbuto y, finalmente, la pérdida de la mayor parte de las piezas dentales delanteras.

En definitiva, que eres una buena mamona en potencia.

Y ya más en broma, si tú no puedes/quieres poner una crítica de Sin City, lo haré yo en mi recien estrenado blog:

http://uukrul.blogspot.com
 
Bueno, dicen x ahi q perder los dientes significa cambio, y bueno, como en el sueño t salen otros nuevos flamantes,mejores q los q tenía, pues imagino q el cambio promete..además, fíjate, amigos, viaje, lidl y el d la silla(todo va sobre ruedas!!)Pues eso, q me mandes una postalita desde tu nueva vida!:P Un besote, primo!
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]