lunes, marzo 13, 2006

A golpes con la vida

Buenas,

Quiero extraer de una conversación etílica una frase de un buen amigo mío; no será ni suya, más de uno la tendremos en la cabeza pero sin traducir en palabras. Dijo algo así como:
  • Ahora somos más pobres que antes por la de cosas que necesitamos para vivir.

  • ...Vaya, no me ha salido NAAAAAAADA textual pero se entiende.

    Cierto es que tenemos muchas más necesidades que antes, y no sólo me refiero al salto generacional ni nada. Mis padres por ejemplo tenían lo básico en 1975: un salario normalito, coche, piso y una habilidad innata para trabajar duro; mi padre hacía los muebles de la casa, las instalaciones eléctricas... todo lo necesario en el hogar (y sigue el hombre haciendo cosas), y mi madre ahorraba en la cesta de la compra diaria. Entre uno y otro se las apañaban para estirar el único salario que entraba en casa y nunca nos faltó de nada, afortunadamente ni siquiera el almorzar y el cenar juntos todos los días.



    Vamos ahora a la realidad de 2006: las hipotecas astronómicas son impensables para un soltero con salario medio. Esto obliga a emparejarse para poder con dos salarios hacer dos cosas simples: vivir y hacerlo bajo un techo.

    ...Cosas simples por llamarlo de alguna manera, porque sabemos que no es así por mucho que diga la putísima Constitución Española.



    Y bien, ¿quién tiene la culpa de la inflación del precio de la vivienda? Podemos apuntar a tres bastardos que por acción u omisión permiten esta vertiginosa subida (y no están por orden):

    1-. Las inmobiliarias. Al haber más intermediarios, el producto se encarece como es lógico. También éstos chupasangres están contínuamente llamando a tu puerta para hacerte oler dinero fresco por tu vivienda... y si estás jodido porque no hay trabajo te lo puedes pensar, y más aún cuando dicen que a la vecina del quinto C le han dado 20 millones por 60 metros.

    2-. Los Bancos. Ellos te dan una hipoteca sin pensárselo mucho. Los hijos de puta están haciendo hipotecas de hasta 50 años (en Japón 125). A ellos les da igual, pagar pagarás.

    3-. El Gobierno. No hay medidas para controlar a los bancos ni a los piojos especuladores, los pisos de protección oficial son un espejismo y aunque fueran zulos de 40 metros yo pillaría uno encantado. Pero ya veréis cómo ni lo uno ni lo otro...

    ¿Y qué hacer en esta situación? Hmmm... varias cosas, algunas de ellas complementarias:

    1. Fuego a las inmobiliarias.
    2. Fuego a los bancos.
    3. Fuego a los edificios del gobierno.

    Emmmm... y dejando a un lado el GTA San Andreas pasaré a ser realista. Estamos en (teórica) democracia y habría que eliminar barreras como la que supone la "propiedad privada". Sí, vale, no nos la podemos cargar pero se puede corregir el hecho de tener solares en nuestras ciudades o casas abandonadas. Si el dueño no la habilita como vivienda en un plazo determinado (para evitar especulación), justiprecio y a hacer viviendas sociales, ale.

    Con los bancos, el problema ahora consiste en que cualquiera puede acercarse a un banco e hipotecar la vida de sus nietos por un dúplex de luz artificial... ésto hay que erradicarlo. ¿Cómo? Pues poniendo por ley un límite de hipoteca en 15 años. Pongamos como ejemplo un piso de 120.000 Euros (20 mill.ptas.) Súmale 2 de intereses (132.000). Cálculo...

    132.000 / 12 meses /15 años = 733.34 Euros al mes. ¿Puedes pagarlo? ¿No? Quizás miles de personas tampoco. Esto hace que al haber menos demanda de pisos (por causas prácticas), éstos no suban tanto de precio... y si no se vende el piso desocupado, el alquiler ha de extenderse más y bajar de precio.

    Contra los intermediarios, leyes de Justa Comisión, en los que se estipule desde el principio cuánto cobrará el dueño de la casa de segunda mano y cuánto encarecerá el precio al cliente final. Estos ingresos serán meramente por papeleo con el estado.

    ...Os dejo que mi jefe me ha mandado faena. Glup!

    Comentarios:
    Cuanta razón en tantas pocas palabras...

    No espera, que son muchas xD.

    Cuanta razón en tantas palabras...

    Pero c'est la vie, y la tenia pequeña (chiste fonético malísimo).

    Ya era hora de que actualizaras, so cabronazo de mierda :P
     
    Cierto, últimamente me he dedicado sólo a leer otras bitácoras... salvo la tuya, que apesta un mazo ;D
     
    Bueno, yo por suerte he conseguido poder ver la tuya. Solo he tenido que usar varios filtros anti-contaminación, unas gafas especiales de protección y siete antivirus :P

    xD
     
    No había pensado en el límite de tiempo para pagar una vivienda... pero no supondría ninguna diferencia :-p

    Simplemente se escalaría y se montarían chanchullos raros.

    P. ej. Te comras un vivienda de 40m hoy. La pagas en quince años. Entonces te compras una vivienda de 80m y la pagas en otros 15 años, vendiendo la anterior para pagar la diferencia de precio :-p Con lo cual tendrías el mismo problema.

    La solución es cargarse las viviendas vacias, previa distribución de los sectores productivos para distribuir la demanda a la costa y a las provincias y comunidades limitrofes :-)

    Otro originador es la oferta de empleo y la inmigración. Que se te ha olvidado.
     
    Publicar un comentario

    Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]





    << Página principal

    This page is powered by Blogger. Isn't yours?

    Suscribirse a Entradas [Atom]