lunes, octubre 30, 2006

Fines de semana

A petición del Mono Anonymous voy a contar el sábado pasao... ¿o fue el otro? Qué coño sé, fue uno.

La verdad es que he intentado contarlo un par de veces ya, y cada vez que lo cuento pierdo detalles por el camino, pero vamos, voy a hacer un intento.

(Lo complicado que me está resultando escribir en HTML porque me he acostumbrado a escribir en BBCode... ufffffff...)

¡Bueno! El plan.

Todo empezó cuando me fui a trabajar con resaca. Eran las 16:00 y empecé a aterrizar. Cuando tomé conciencia de mí mismo y de dónde estaba me intenté autoconvencer que esa noche no saldría, que estaba hecho polvo.

Me llamó un amigo y le dije que no saldría, pero que dejaba la opción abierta de mandarle un SMS hasta que fueran la una de la madrugada.

La cosa es que acabé el turno, me quité la corbata y el traje y me puse la camiseta de los Iron Maiden... y para qué. Salí al aire libre, hacía buena noche (amenazaba lluvia, ¡mejor!) y ná, al nuevo bar.

Desde las 0:00 estuve allí, la verdad es que parece un fumaero de Opio antes que un bar, pero bueno, el submarino de porros y los cubatas semigratis me convencieron de que es el mejor bar que hay en Puto Real.

...Pero faltaba algo, así que cogí y me colé en La Gordería. Nada más acercarme el Mono sacando la basura: ¡No! Ahora te vas al otro bar, vendío!!! (Dialéctica etílica) Pero Mono!!! Si vengo aquí a por vosotros!!! Para que cerréis y nos vayamos al bar ese questá tó guay!!!

...Vale, soy algo cobista cuando me salen las palabras ;-D

Pos eso, nos fuimos al bar, lo demás es confuso y censurable, llegó la policía y el Tonino y yo nos fuimos apartando a la madera del camino.

Al rato echo en falta al Mono... ¿Y el Mono, Tonino? Me mira, mira palante y dice Ahí y me veo al Mono en el coche a cinco metros de mi. Me pongo delante, abro la puerta y meto al Tonino. Mono, ¿a dónde vamos? ...Hace falta Coca-Cola e hielo -Dice. Po fale, vamos a por hielo y Coca-Cola que sé qué está abierto a estas horas.

Fuimos a mi hotel, y mis compañeros de curro están acostumbrados a que por ache o por bé me cuele allí (se me olvidan las llaves de casa, les mando mensajes absurdos a las 5am o los llamo e intento mantener una conversación... cosas así). Hombre, Pink Floyd!!! (así me llaman, para ellos los Pinkies son lo más extraño que han visto en la vida).

Y bueno, esta vez me colé con dos colegas, todos bastante pasados y descojonándose de mi apodo en el curro. Al ver al camarero me doy cuenta que son al menos las 7 am... 7:30, dicen. Uf, en 7 horas tendría que volver allí... pero me dio igual, conseguimos lo que queríamos.

Fuimos a un descampao, abrimos el coche y pusimos música a tope como angangos del metal... Quillo, ¿y los vasos? No hay... Coño... menos mal que el Mono tenía botellitas de agua, así que a base de bocaos nos hicimos vasos...

...Y llegué a las 10am a casa.

Ufffffff... y este fin de semana ha sido parecido, aunque no me acuerdo bien. Seguro que iré recordando pedazos durante esta semana e iré escribiendo.

Un saludo a todos!

Comentarios: Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]