miércoles, octubre 17, 2007

Hijo de la gran puta

Aquí lo tenéis:



Se llama Christopher Paul Neil, canadiense de 32 años. Al muy hijodeputa le dio por abusar de varios niños vietnamitas y camboyanos, y para demostrar lo listo que era colgó las fotos de sus abusos en internet. Todo un hacha de la astucia...

Los polis alemanes pudieron quitar el retoque fotográfico y ahora es el pederasta más buscado del mundo. Le buscan especialmente en Pattaya (la también llamada "Putaya" por la pechá de putas que hay en esa ciudad), que como dice textualmente el Swissinfo: los agentes creen podría estar ocultándose en la localidad costera de Pattaya, en el este del país y conocida por ser la capital de Tailandia de la sordidez y un refugio para los pervertidos y las bandas internacionales de delincuentes.

Mmm... dudo horrores que esté en Pattaya, y más sabiendo el mundo entero la de vicio que hay allí. Vamos a hacer un ejercicio novelístico a lo Tom Clancy y pensemos en la manera de huir de la policía y de todo el follón en la que el hijo de puta éste se ha metido por carajote y anormal.

1. Llega al aeropuerto de Bangkok, le hacen la foto de rigor en la aduana y a bordo de un taxi se mete en las tripas de una ciudad de más de doce millones de habitantes.

2. Está buscado y lo sabe. Se tuvo que ir zumbando de Corea del Sur porque iban a por él. No sabe siquiera cómo ha tenido la suerte de entrar en Tailandia, y el casi un minuto que el policía de aduanas invirtió en cotejar la foto de su pasaporte con su cara le resultó eterno y casi se caga encima.

3. Su pasaporte no lo puede usar ya en ningún alojamiento. Sabe que cada hora que pasa cuenta, ya que la policía le busca e intentará ponerse en contacto con todas aquellas personas que tuviesen relación con él (lugares de trabajo->direcciones conocidas->compañeros, superiores, padres de alumnos, caseros... etc). Todo lugar que conoce se convierte en un lugar a eludir, así que lo único que le queda es tirar de agenda del móvil y llamar a alguna guarrilla para poder descansar una hora en su casa y pensar un poco, todo un lujo... se tiene que convencer a sí mismo que es americano o francés, que se llama John o Francois.

4. Ese lugar no es seguro pero lo necesita para cambiar de aspecto, aunque es necesario que dé el pego. Gorra o sombrero y camisa llamativa para que la gente la vea y no se fije en su cara. Necesita pasaporte nuevo y tiene que empezar a buscarlo para salir del país; la Interpol colabora con el gobierno tailandés, y éste pone gran empeño en casos como el del hijoputa de Neil.

5. Tiene que meterse en la noche de Bangkok y buscar un lugar seguro y alguien que le afane/trabaje un pasaporte, y para buscar ha de evitar tomar el Skytrain, el metro y los Tuk-tuks, que al ir descubiertos podría ser fácilmente reconocido. Ha de coger taxis o moto-taxis. Evitará además las zonas de Hua Lamphong, Pratunam, Siam y Ploenchit porque cualquier occidental podría reconocerle. Los mejores centros de vicio en Bangkok son Nana y los alrededores del hotel Rembrandt, pero al estar Nana más explotado por guiris que Mallorca, debería ir al Rembrandt.

Allí, para romper el hielo en algún bar (a ser posible con música en directo, así podrá pasar más desapercibido) podría entablar alguna partida (billar-dardos...) con algún tailandés. Normalmente hay chicos que se dedican a eso, trabajan en bares, apuestan bebidas con los Falang y se sacan unos Baths. Lo suyo es exprimir a alguno de éstos, pedirles que te acompañen a algún sitio donde hagan apuestas, donde puedas comprar droga, algún arma de fuego o cualquier otra cosa ilegal de ese estilo. Por un módico precio tendrás un guía que te enseñe lo más podrido de Bangkok. Poco a poco se puede uno internar así en la noche tailandesa.

Antes de las cuatro de la mañana has de ir a algún bar a coger a alguna chica y pedirle que te indique un lugar donde quedaros, a ser posible su propia casa. Seguramente se negará (eres un falang y has de estar tan podrido de pasta como para entrar en el mejor hotel de Bangkok), pero puedes intentar convencerla de quedaros en algún sitio que ella crea de confianza que no lleven un control exhaustivo de los alojados.

Este lugar lo debemos tomar como poco seguro, por lo que debemos trabajarnos a la chica para que nos enseñe su casa, que seguramente estará ocupada por dos, tres o cuatro chicas más. Ha de saber los horarios de las compañeras y conocer bien a la chica para ver si gracias a ella puede encontrar otro escondite más apartado y discreto. Conseguir el nuevo pasaporte francés o americano ha de llevar su tiempo, así que lo que debería de hacer es tener controlada a la chica para que no se percate de su situación.

Aquí llega un punto de no retorno. El capullo éste se enfrenta a 20 años de cárcel; Canadá tiene un tratado de extradición con Tailandia, así que si le cogen pasará 8 años en una cárcel tailandesa y el resto de la condena en su país de origen. Si matase a alguien, la condena sería parecida, 8 años en Tailandia y el resto (22) en Canadá, pero claro, son 22 años con la ventaja de la condicional y de cosas así, no cumpliría ni 12 años.

...Y dicho ésto, matarla o no es del todo opcional, dependiendo de lo lista o tonta que sea. Escalofriante... sí. Supongamos que no hace falta, que la chica está encantada, que se van a una aldea donde el tiempo no pasa y vuelve a Bangkok cuando su contacto le dice que el pasaporte está listo.

Tiene el pasaporte (después de una renegociación del precio que ya intuía), y ahora... ¿a dónde ir? Las noticias dicen que Pattaya, Phuket y la frontera con Malasia están vigiladas. Conoce Camboya y su frontera, no es la primera vez que pisa el país y podría ir allí... o seguir a Vietnam, pero no, apuesto a que iría a Birmania. Como sabéis, en Birmania hay un regimen totalitario y está muy chunga la cosa; es el lugar ideal para que ningún occidental te reconozca. Yo apostaría por Birmania.

Bueno, yastá. Espero que en lo que me ha llevado escribir esta ficción hayan cogido al hijodeputa ese. No hay derecho que haya gente así que abuse de... uf, se me ponen los pelos de punta con sólo pensarlo.

Comentarios:
Me encantaría responderte con el supuesto relato de cualquier agente encargado de olisquear la peste a escroto infantil del prenda, pero no conozco las realidades tailandesas a esos niveles y quedaría pastichero.

Con suerte, pasará 8 años mínimo proyectando hasta el infinito la elasticidad de su ojete.
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]