miércoles, junio 25, 2008

A los problemas existenciales soluciones pseudomorales

Buenas,

anoche no dormí porque tuve que madrugar para ir a trabajar, y como pillo el sueño a las 3-4 am y me tenía que levantar, pasé muchos minutos mirando el reloj del móvil para que mi primer día de trabajo en el nuevo hotel no lo estrenase quedándome dormido.

He llegado a casa y no me he acostado. Pese a todo, me siento en plenas facultades mentales y quiero escribir sobre la idea que me está rondando la cabeza desde hace semanas: odio el puto capitalismo y quiero combatirlo.

Estoy bastante desintoxicado de rayos catódicos, hace MESES que no veo la tele, o al menos en la mía no hay nadie detrás viendo qué es lo que me gusta, tomando nota de lo que vende para alguien como yo, simple humano dentro de un macroorganismo que se mueve por el motor puramente económico, en el que destacar sobre los demás con artilugios caros es una clara muestra de éxito como individuo, confundiéndose todo con una mejor adaptación al medio urbano.

Es bastante cínico hablar de capitalismo cuando soy un burgués al que no le falta de nada salvo responsabilidades, y que usa para comunicarse un portátil nuevo de apenas dos meses, cuyo único gasto es la conexión de internet y los vicios, pero es lo que me ha llevado a recordar lo fácilmente que se puede prescindir de todo salvo de todos, y esta es mi herramienta.

Coño, ya desarrollaré la idea. Hala, que me lío.

Comentarios: Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]