jueves, enero 10, 2008

Experiencias empapadas de alcaloides

Buenaaas!

Sigo vivo!

Eso ya es noticia por lo descastao que soy estoy, pero de todas formas las cosas me van radicalmente mejor de unos días acá y lo noto... no sé por qué pero siempre necesito meterme en un pozo para ver la luz, y eso es una cosa muy, muy absurda a mi edad.

Vamos al turrón.

El 6 de enero tuve que ir a trabajar a la 13:00h, aunque llegué media hora tarde y no importó mucho, con echar mis ocho horas fue suficiente.

Después de trabajar como un negro (no daré más detalles porque paso) quedé con el Sanchetti, el Voltio y Paqui. Echándonos unas copas llegamos a La Forja y allí estuvimos con mi hermanito. Estuve brevemente con todos ellos, porque mi hermano estaba perjudicao y volví con él a casa para asegurarme que llegaba. Este es un ejemplo de Apatía Negra, es increíble que tenga a mis amigos en la calle y yo me vaya a casa... tsk, tsk, no puede ser...

Luego del día 6 se me ha ido la pinza mucho, mucho. Hace un par de días hice un bizcocho aliñado y lo dejé reposar. Antes de ayer trabajé por la noche, y fue peor que una pesadilla garbancera... me dio el punto de escribir una lista de exigencias para aceptar el volver a trabajar aquí tras Brasil, la imprimí, firmé, sellé y la dejé en la mesa del director. Jejeje, cosas del aburrimiento y de mi pésima situación laboral.

Ayer que fue mi día libre desde las 7:00 am, así que para no volver a casa y echarme a dormir, cogí un tren y me encarté en Cadi city para echar unos papeles. Me encontré a María José con Mario y estuvimos poniéndonos al día de todo un poco. Volvimos a Puto Real y me acosté un par de horas, comí y empecé a darle caña al bizcocho. Uffff, al principio era como un bizcocho normal, pero tras una hora empezó todo aquello a enganchárseme en los músculos de la cara y me hartaba de reír con cualquier cosa, jajajaja! Uffff, fue muy chulo porque me puse a ordenar el vestidor y me encontraba imágenes con cada prenda que movía... doblando la camiseta naranja de Coca-Cola que me traje de Tailandia vi una costura suelta y me vi sobre aquella moto conduciendo por una carretera bajo el sol, con Sowanid sentada tras de mí metiendo el dedo en ese agujero y diciendo: You have a hole here, i fix it later. Me encontré también la etiqueta de unos calzoncillos que...

Jejejeje, hasta unos tickets de tren de Holanda! hacía ufffffff la tira de tiempo de aquello! Increíble. ...Y un tríptico de Casa Pepa, un restaurante de Jerez del que recuerdo aquel día perfectamente... qué bueno!

...Y todo esto lo descubría bastante colocado y escuchando a toda casca a Jethro Tull, bailando y riendo, qué... :-)

Hoy llego al trabajo, viene el jefe y me dice que qué cojones es eso que había escrito, que si lo que quería era que no me llamasen más para trabajar o qué cojones me pasa. Ya al menos lo he hablado todo y he conseguido el domingo libre, así que todo sigue su cauce y lo más probable es que trabaje cinco días a la semana durante este año... a ver si es verdad porque yo ya no me creo nada, estos tres meses trabajando a piñón me pesan (como siempre que llevo 12 o más semanas así) y no pienso con claridad.

Más cosas.

Ayer recibí un e-mail y luego la llamada del Vito; dice que en las noticias se ha declarado un brote de fiebre amarilla en Brasil, y que están vacunando y sacrificando monos a tope. No hay virus por muy letal que sea que me impida volar a Brasil el 6 de febrero, me tienen que matar. Por ésto, el 15 de este mes (si no antes) nos pasaremos por un centro de vacunación de enfermedades exóticas y a pincharnos se ha dicho.

Y bien, más o menos es eso, aunque hay más cosas que me taladran el cerebro, pero eso lo escribiré en otro post cuando la película vaya a mitad y vuestro protagonista se salga con la suya, porque si no es un rollo! :-P

Hala, deeew!

Comentarios: Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]